fbpx

Trastorno de ansiedad generado por el mal uso del teléfono móvil

ansiedad

Es inevitable sentir ansiedad por alguna cosa que no podemos hacer al no tener a nuestro alcance el teléfono móvil. Darnos cuenta en determinado momento que la ausencia del celular nos genera este tipo de trastorno puede ser perturbador, pero es importante hacerlo.

Reconocer que padecemos ansiedad cuando no tenemos nuestro teléfono a mano puede ayudarnos a evitar futuros conflictos que terminarán afectando nuestra vida laboral, social y personal.

Hoy en día es común ver a las personas aferradas a sus teléfonos en todo momento del día. La tecnología es una herramienta que nos ha ayudado a avanzar como civilización pero estamos llevando a los extremos su uso, nos afecta en todas las áreas de nuestra vida sin poder evitarlo.

La salud es uno de los factores principales afectados cuando le damos un mal uso al teléfono móvil. Cuando nos entregamos totalmente a mirar el celular creamos un nivel de adicción que iguala a quien es adicto a algún tipo de droga. Los síntomas y comportamientos son muy parecidos.

El Trastorno de ansiedad es uno de los síntomas más comunes de los adictos al teléfono móvil. De hecho, resulta ser un círculo vicioso, pues no se sabe en qué momento comienza la adicción al teléfono que genera ansiedad o en qué punto una persona con trastorno ansioso puede tomar el teléfono para descargar su energía creando la adicción.

Lo cierto del caso es que son una combinación explosiva y varios estudios han demostrado que la mayor cantidad de casos de ansiedad relacionados con el teléfono móvil provienen del hecho de que las personas le han dado un mal uso a estos dispositivos tecnológicos.

Partiendo de este hecho, la cantidad de personas que sufren de ansiedad por el mal uso del teléfono móvil cada día va en aumento. La dependencia para evadir la realidad que se vive en la actualidad no solo impide que disfrutes de tu familia o tengas un gran desempeño laboral, también crea en ti enfermedades mentales.

Trastorno de ansiedad: ¿Qué es?

Según la Organización Mundial de la Salud, tan solo en el año 2017 más de 260 millones de personas en el mundo padecían de trastornos de ansiedad. Es una cifra muy elevada sin olvidar que en aquella oportunidad el mundo no se enfrentaba a una crisis sanitaria como la que está viviendo el mundo actualmente con la pandemia Covid-19.

La ansiedad es un mecanismo de defensa natural que tenemos los seres humanos, este permite ponernos en alerta ante cualquier situación que nos comprometa. De hecho, cierto grado de ansiedad es suficiente para prevenir alguna situación peligrosa. El problema está cuando los niveles de ansiedad sobrepasan los límites naturales.

Cuando esto ocurre se convierte en un trastorno, el cual se define como un trastorno crónico común caracterizado por ansiedad de larga duración y que no se centra en algún objeto o situación particular. Por lo general la persona que padece de este trastorno experimenta miedos y preocupaciones persistentes enfocadas en asuntos cotidianos.

Si tenemos a una persona que es adicta al teléfono móvil y la sometemos a una situación en la que se encuentre sin su teléfono, podremos observar como este trastorno toma forma en el miedo que siente la persona por verse sin este equipo mientras su mente experimenta escenarios de tragedia y desagrado por cosas que realmente no están pasando.

La ansiedad por no tener el teléfono móvil crea inseguridad en la persona que padece el trastorno. El teléfono es un símbolo de seguridad que permite que el usuario cree en su mente una vida llena de compañía y consuelo mientras evade su realidad. Es una especie de paradójica comunicación continua con el mundo exterior al crear la ilusión de que la persona se encuentra hipercomunicada.

La realidad es otra, el aislamiento y la falta de comunicación son los escenarios visibles. Son muy pocas las personas que reconocen que existe una adicción al celular y que presentan ansiedad si no lo tienen en sus manos por periodos de tiempo razonables, aun cuando en su interior lo sepan.

Las drogas vs el teléfono

Por lo general la palabra adicción se ha utilizado para referirse a una relación fuertemente entrelazada al abuso de alguna sustancia como drogas, tabaco o alcohol que crea niveles elevados de ansiedad cuando no se satisface la adicción.

Sin embargo, a medida que han ido avanzando los estudios en materia de acciones asociadas a comportamientos irracionales y fuerte apego a la tecnología, la palabra adicción ha sido asociada también a este tema.

Es por eso que este tipo de adicción a la tecnología se define como adicciones no químicas y encierra los comportamientos adictivos como a los videojuegos, la televisión, la pornografía o la ludopatía.

Al igual que un adicto a las drogas, el tabaco o el alcohol, el adicto al teléfono móvil lleva a cabo un comportamiento en el que sabe que tiene consecuencias negativas y en el cual se da un aumento de tensión que se libera al realizar la acción.

Por este motivo es que se ven estrechamente relacionados el uso excesivo del teléfono móvil con la adicción a las drogas, debido a la ansiedad que se genera en la persona el hecho de no tener o no realizar la acción adictiva que “calma” dicha ansiedad.

Si quieres saber si eres uno de esos casos de adicción al teléfono móvil, lee nuestro artículo 10 síntomas para reconocer a un adicto al celular y comprueba si sientes ansiedad al alejarte del teléfono.

¿Cómo liberarte de la ansiedad?

Antes de mencionarte cómo puedes liberarte de la ansiedad, debes aceptar que la padeces. Reconocer en qué momentos ocurre y tener claro que este trastorno amerita de ayuda especializada. Buscar ayuda es la mejor alternativa si sientes que se te ha salido de las manos.

Ayudarte a ti mismo es fundamental para superar cualquier adicción. Es por eso que puedes comenzar con actividades como hacer ejercicios. El ejercicio te ayuda a liberar toda la energía acumulada, de hecho esta actividad ayuda a liberar adrenalina, la misma que se libera en situaciones de estrés.

El organismo reacciona subiendo las pulsaciones, generando sudoración y respiraciones más agitadas. De esta manera el cuerpo aprende a lidiar con estas reacciones y mejora su actitud ante los ataques de estrés.

Otra cosa que puedes hacer es mantener una dieta saludable a base de granos, vegetales y verduras. El omega 3 y el tristófano son aminoácidos excelentes para tu salud. Evita alimentos que contengan almidón como el pan, la pasta o las harinas.

Estos alimentos contienen altos niveles de insulina e inflaman tu cuerpo afectando de forma negativa tu cerebro. Las frutas y los vegetales combaten esta inflamación, sin embargo es bueno que evites llegar a momentos incomodos para tu salud.

Por último, aunque no menos importante, realizar meditación ayuda a calmar los niveles de ansiedad y estrés. Estas prácticas mejoran tu respiración de forma lenta y profunda activando las reacciones de descanso y digestión.

Son soluciones simples para comenzar a liberarte de la ansiedad producida por el mal uso que le has dado al teléfono móvil. Asumir la responsabilidad de tus acciones y tomar decisiones concretas y acertadas te permitirán adentrarte a una nueva vida llena de plenitud y prosperidad ¿Qué esperas? Cambia tu vida y libérate.

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.