fbpx

Todo en uno: la delgada línea que divide la vida privada y el trabajo en el celular

Actualmente, encontramos nuevas formas de emprendimiento y desarrollo de oportunidades dentro de la tecnología que nos permiten trabajar desde casa y así generar ingresos. Muchas nuevas empresas crean oportunidades al mismo tiempo que facilitan la vida de sus aliados.

Encontramos múltiples estrategias que fomentan una forma de libre empresa en la que los creadores y mentores pueden ejecutar sus actividades cada uno desde distintos lugares y al mismo tiempo, utilizando las mejores tecnologías y avances para estar conectados con su equipo.

La herramienta principal que utilizan estos nuevos emprendimientos, por lo general, es el celular. Mediante este, se puede acceder y obtener toda la información y el contenido necesario para desarrollar un modelo de empresa apto para la nueva era tecnológica en la que se es posible trabajar en casa.

Existen otros tipos de equipos con los cuales se puede desarrollar el trabajo de una empresa como lo son las Tablet, PC de escritorio o Mac, laptop, etc. Sin embargo, en la actualidad el equipo de mayor consumo es el teléfono celular.

Algunos datos de interés

Hoy en día, es posible encontrar más celulares que personas. En promedio, en el mundo existen 7.950 millones de líneas telefónicas. Lo que indica aproximadamente 103% de la población mundial, el equivalente a 1,53 números por persona.

¿Sabías que, según estudios realizados, aproximadamente el 67% de la población mundial hace uso del celular? Esta cifra tuvo un aumento con respecto al 2019 en un 2,5% a raíz de la pandemia que ha alterado el comportamiento de la población durante este año 2020.

Cabe destacar que esta cifra representa a cada persona entre las edades comprendidas desde los 16 años y los 65 años. De los cuales no todos son activos laboralmente. Quedando así, un porcentaje reducido de personas que aplican su celular para trabajar en casa.

Tomando en cuenta otra cifra en la que el 73% de estas personas que a nivel mundial utilizan un celular, lo hacen desde un teléfono o smartphone compartiendo su tiempo en redes sociales, aplicaciones, juegos, etc.

Nos hace entender el elevado número de usuarios que comparten su tiempo interactuando desde el celular. Bien sea mediante el uso simple de las llamadas telefónicas y mensajería de texto, lo cual representa un porcentaje mínimo, pasando por las redes sociales, aplicaciones o el uso para ejecutar actividades que generen ingresos desde casa.

Esto quiere decir que en un mismo lugar se pueden encontrar dos aspectos de la vida de una persona. Tiende a crearse una línea difusa entre estas dos áreas debido al funcionamiento del mismo.

Puedes estar desarrollando tu actividad de trabajo y ver cómo aparece una notificación en la que un buen amigo comenta tu estado en el Facebook, por dar un ejemplo.

En otros casos, puedes estar redactando un correo importante para el gerente de finanzas de una reconocida firma que aprobará la inversión para tu nuevo emprendimiento y sentir la ansiosa necesidad de jugar en una nueva aplicación que instalaste ¿te ha pasado?

Estoy seguro que sí, este tipo de situaciones ocurren constantemente en la vida cotidiana de las personas. Y sí, claro que se pueden desactivar las notificaciones para que no salte la ventana de aviso de un nuevo mensaje en whatsapp u otros, sin embargo, estas aplicaciones generan niveles de adicción que son imposibles de evadir.

Estamos claros de que todas estas aplicaciones que sirven de ocio y distracción para las personas están diseñadas de forma tal que generen en el usuario la necesidad de seguir utilizándolas, aunque a simple vista pareciera que no se hace nada en ellas, en realidad, el uso del celular crea ansiedad en dicho usuario.

¿Qué cantidad de información puedes almacenar el celular con el que trabajas?

El comportamiento de las personas frente a un celular está determinado por lo que consumen en él. Una persona puede tener aplicaciones de compras en línea y sentir la compulsiva necesidad de aceptar el llamado a la acción.

Si es el caso de quienes tienen instalados solo juegos, es evidente que su uso estará destinado únicamente a entrar en el proceso de acción adictiva hacia estos juegos.

Esto sin medir la capacidad que puede tener un celular para almacenar información. Es maravilloso ver como dentro de un equipo tan pequeño puedes guardar cantidad de aplicaciones, juegos, videos e imágenes.

Según algunos análisis encontrados en la web, se puede almacenar en un celular sencillo (16GB de capacidad con un espacio restante de 12,5GB después de tomar en cuenta lo que ocupa su sistema operativo) la siguiente cantidad de información: 3.125 canciones, 25 horas de video de 720p, 5.000 fotografías de 8mpx, 250 apps de 50mb.

Pues bien, queda así evidente que para el usuario toda esta cantidad de información es atractiva para que su entretenimiento y ocio sean más amenos.

Si a esto le sumamos las herramientas y aplicaciones destinadas para trabajar en casa, entonces estaríamos ante la presencia de un equipo que fortalece y debilita al mismo tiempo.

Fortalece la capacidad de trabajo, lo que nos demuestra la confianza en un modelo de empresa que favorece obtener ingresos desde casa. Una persona cuando trabaja desde un lugar cómodo expande su capacidad de aprendizaje y desarrollo de actividades de forma más eficiente.

Al mismo tiempo, al desempeñar esta labor desde un teléfono celular en el cual también se encuentran sus redes sociales, debilita su posibilidad de autocontrol y disminuye su eficacia.

Este entretenimiento que se genera aunado a las aplicaciones que generan un nivel de adicción a la que se ve expuesta la persona al tener de forma accesible otras herramientas distintas al de su trabajo, es la que perjudica de forma tan relevante el desempeño laboral cuando se realiza desde un lugar cómodo como puede ser desde casa.

¿Y la solución? Bienvenida sea a nuestras vidas

La idea principal en este tipo de situaciones es que la persona se haga consiente de que, aun cuando se encuentren en un mismo equipo celular estos dos aspectos de su vida, es importante que mantenga claramente una línea divisoria que le permita separar su trabajo en casa de la vida social y el entretenimiento.

Debemos estar claros de que el trabajo es algo tan importante como lo es el entretenimiento, ambos en medidas racionales y lógicas. Así como marcamos horarios para desempeñar nuestro trabajo también es necesario que marquemos los tiempos en los que podemos dedicarnos a estas distracciones.

Siempre es importante tomar en cuenta que existen, para ambos casos, otros medios para ejecutar las actividades. Tal es el caso de utilizar una PC de escritorio para las acciones que ameriten la misma.

De esta misma forma, es importante fomentar otro tipo de actividades que te puedan mantener alejado del celular con el cual pasas tanto tiempo trabajando. Estos medios de esparcimiento pueden ser al aire libre o incluso quedándote en casa, el contacto con otras personas de tu alrededor, el ejercicio y la televisión.

Todo esto con la finalidad de que tu vida sea más amena y agradable y puedas cuidar más de tu salud física y mental al mismo tiempo que te distraes y recreas.

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.