fbpx

¿Tinder nos está ayudando a relacionarnos o nos está ayudando a evadir?

¿Cuánto estrés o ansiedad nos causa ser rechazado por esa persona que tantos nos atrae?,¿cuántas experiencias hemos perdido por este y otro tipo de miedos?  

Digamos que estamos en el metro, y observamos una persona atractiva, simpática, interesante, esa persona está sonriendo y de repente te mira directamente a los ojos ¿ahora que hago?, ¿le hablo?,¿si me rechaza?

Todos estos pensamientos simplemente ocurren en una mínima fracción de segundo, lo cual nos pone en una pequeña situación de estrés. Un estrés que normalmente debemos afrontar para lograr relacionarnos, conocer, explorar. Básicamente nuestro problema rádica en las expectativas que todos tenemos cada vez que realizamos una actividad que significa riesgo. Queremos controlar cada situación y momento, sobre todo los resultados de ello.

Una App como Tinder te acostumbra a nunca arriesgarte en una situación como esa. Te ha dado el hábito de no arriesgarte, de no vivir, de no conocer de “no fallar” porque simplemente sabes que en la noche después del trabajo solo buscarás una persona físicamente ideal, y si le das like y viceversa, pues una ventana inmediata de conversación segura y artificial será abierta.

Pero si la has usado te identificarás con las siguientes preguntas ¿cuántas personas les has dado like?,¿de esas cuántas han sido match?,¿de la cantidad de match cuántas te han respondido? y de las que te han respondido ¿con cuales pudiste mantener una conversación decente? Más difícil aún ¿una conexión genuina? Sin hablar después pasar por el proceso de conocerse en persona ¿realmente se parece a la persona que tenía en sus fotos de perfil?, ¿puede mantener el mismo nivel de conversación que por el chat? Si prestamos atención este tipo de aplicaciones parecen estar creando un nuevo problema, en vez de estarlo resolviendo. Hay muchos detalles que pueden ser tomados en profundidad, pero el objetivo principal es demostrar que nada es tan auténtico como una interacción real.  

Hay cosas que solo podemos percibir viviendo el presente, interactuando genuinamente con otras personas. Subestimamos lo importante que es para nosotros relacionarnos, crear lazos, vivir el momento. Vivir el presente es la clave de la felicidad y nada que provenga por parte del celular como sustitución directa en la vida cotidiana te va acercar a ello.  Arriesgate, conversa con esa chica o chico que tanto te llama la atención. No permitas que nada que te impida afrontar tus inseguridades se interponga en tu vida. Una de las claves para ser feliz en esta vida está en afrontar y superar cada miedo e inseguridad. #MejoraElAhora.

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.