fbpx

La generación Z: Una generación adicta al celular

También conocidos como “centennials” o “postmilennials”, son la generación que nació entre los años 1994 y 2010. Se les dice comúnmente “nativos digitales”, nacieron con un celular en la mano, en la era digital y no conciben un mundo sin wi-fi, youtube o Instagram; por esta razón también les atribuimos la adicción al celular.

            Esta generación nació con el auge de las redes sociales, son jóvenes emprendedores y con gran motivación a involucrarse en ayudas sociales. Están capacitados para realizar múltiples tareas al mismo tiempo. Son capaces de manejar tranquilamente un aproximado de 6 pantallas y más al mismo tiempo, a diferencia de los milennials que solo interactúan con 2.

            Suena a que son una gran generación, ¿verdad? Nacieron en una época de recesión económica que los ha impulsado a buscar medios de trabajo digitales y como son grandes emprendedores, creativos, independientes y autosuficientes, han logrado desenvolverse en este tema muy bien. El marketing digital tiene mucho trabajo por hacer para estos nuevos consumidores.

Más de lo que aparenta:

            Según un análisis de Bloomberg de los datos de las Naciones Unidas, en el 2019, la generación Z alcanzaría el 32% de la población, superando en número a los milennials o la también llamada generación Y. Es un sector de la población que en los próximos años será el que tendrá el control de las actividades en el mundo.

            Esto no quiere decir que la dependencia tecnológica en la que se ha criado la generación Z sea positiva para su salud y bienestar mental. Como hemos visto en nuestros artículos anteriores, la dependencia o el uso excesivo del celular es un problema social que debe ser tomado en cuenta y tratado con seriedad.

Esta generación, pasa aproximadamente 11 horas del día observando su celular y al mismo tiempo realizando otras tareas. Son jóvenes que mantienen una vida incógnita en las redes sociales, a pesar de que muestran en estas todas las facetas de su vida lo más detalladas posibles, su actividad es silenciosa.

            Según un estudio realizado en la Universidad del Sur de California (USC) y Common Sens, en México, un país arraigado a las tradiciones familiares, el 72% de los jóvenes mayores de 16 años tienen acceso a un teléfono celular y de acuerdo a este estudio el 50% de los adolescentes se sienten adicto al celular.

Los nacidos con el celular en la mano:

            No deja de ser un problema que la generación Z dependa exclusivamente del wi-fi por el hecho de ser nativos digitales, el que hayan nacido en esta era digital, acrecienta el problema de la adicción al celular, generando brotes de ansiedad e histeria al no verse conectados incluso por periodos cortos de tiempo.

            Por otro lado, estos jóvenes tienden a tener menores conocimientos sobre cultura general y demás aspectos esenciales para el desarrollo intelectual del ser humano, pues para ellos, las redes sociales sirven también para informarse, esto según declaraciones realizadas por la Directora General de M&C Saatchi en España, Nuria Santacruz.

Y, ¿qué implica el hecho de que la generación Z utilice las redes sociales para “informarse”? Bueno, pasa que esto origina una búsqueda básica e incompleta de la información, los jóvenes de hoy en día quieren información rápida y de fácil acceso, este es otro gran problema, como mencionamos antes, su nivel cultural se ve cuestionado por no comprender el valor de la información profunda y el conocimiento amplio.

            La inmediatez y las conexiones rápidas son el mayor placer de la generación Z, lo que crea también ansiedad y estrés por querer obtener el contenido de su celular de esta forma.  Se vuelven impacientes, lo que también origina que no quieran involucrarse en actividades en las que se obtengan resultados a largo plazo.

            Cuando la generación Z tiene 10 pantallas en su celular y va de una a la otra sin ningún tipo de problema, observamos una hiperactividad que le abstrae del mundo real. Si no hay nada interesante en Instagram pues va a Youtube y si ahí no hay nada bueno siempre puede ver dos o tres temporadas de una serie de ocho capítulos en una tarde.

La realidad de la generación Z:

            Esta abstracción de la realidad genera no solo el problema de ansiedad y estrés al no obtener lo que quieren en el menor tiempo posible, también ocasiona que la generación Z pierda interés en compartir socialmente con amigos y familiares. Pierden totalmente la conexión con otros seres humanos por el uso indebido del celular.

            La nueva generación que va creciendo, es la que controlará la industria en el mundo en unos años y es esta misma generación la que no crea conexiones con otras personas, con su familia o vecinos cercanos. Esta generación no solo no crea conexiones sociales, tampoco es capaz de conseguir mantener una relación sentimental presencial.

            Los centennials prefieren buscar crear este tipo de conexiones por medio de las redes sociales, son jóvenes que muestran una aparente vida tal cual son por medio de su celular, creando en esta vida que probablemente no es cierta una aparente felicidad a través de las fotos, y demás información que suministren.

            El exceso de la tecnología y la facilidad con la que obtienen la información es irónicamente la forma más precaria de comunicación que hemos podido observar a través de la historia.

            Los efectos que produce el uso indebido del celular los puedes revisar en nuestro artículo: Consecuencias del uso del celular.

¿Cómo se ve el futuro?

Disponer de todo este talento creativo y vitalidad que posee la generación Z y aún así sentir que no estamos dejando todo nuestro legado en buenas manos es solo el principio de todo el entramado de este tema al que nos vamos a ir adentrando con el transcurrir de los años, pues es ahí donde comenzaremos a ver los cambios más notorios.

Esta generación aún es joven, la mayoría vive con sus padres y depende de ellos; es una generación a la que se le puede motivar a adaptarse también a otras formas de socializar. Siempre vimos que la edad de un emprendedor estaba de 35 años en adelante, hoy en día la edad de un emprendedor es en promedio de 24 años y esto es positivo.

Necesitan educación adecuada, apoyo incondicional en sus proyectos y sobre todo que aprendamos de ese potencial incalculable que viene con ellos. Enseñarles que existe un mundo afuera del celular el cual pueden explorar y sacarle provecho es esencial para un nuevo comienzo para evitar el uso indebido del celular.

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.