fbpx

Impacto del uso excesivo de la tecnología en la familia

La tecnología se ha convertido en un aspecto característico de nuestras vidas. Es evidente que los adelantos tecnológicos ayudan a facilitar nuestro día a día, sin embargo algunos de los problemas que afectan al núcleo familiar también se basan en el uso que le damos a las tecnologías.

En líneas generales no sería justo admitir que los celulares, la TV, el internet o los video juegos son de alguna forma nocivos para la salud, especialmente cuando el mundo está cada vez más cerca de migrar las relaciones hacia lo virtual. Pero algo que sí debemos admitir es que nosotros los humanos no somos tan capaces como creemos de regular el uso apropiado de estas tecnologías.

Entonces por un lado, la tecnología nos ha dado herramientas para comunicarnos mejor con nuestros seres queridos a la distancia, y por otro lado, existen tantas distracciones al alcance la mano, que olvidamos acercarnos a quienes están a nuestro alrededor.

Dificultades en el entorno familiar por la tecnología

En ocasiones anteriores hemos hablado de las distintas dolencias físicas y mentales que resultan del uso indebido del teléfono celular, pero también existen consecuencias que van más allá de nosotros como individuos.

Un término interesante que aparece en este escenario es phubbing, una curiosa combinación entre los términos del inglés phone (teléfono) y snubbing (ignorar). Se aplica para denominar la acción de ignorar a los demás por estar usando el celular.

Una acción que además de mostrar una adicción al teléfono, también muestra una falta de respeto a nuestro interlocutor.

Sin embargo, ¿estamos conscientes de estas acciones o simplemente no somos capaces de controlar el tiempo que le dedicamos a los celulares?

Creo que todos hemos pasado por este tipo de situaciones, bien sea ignorando a alguien o siendo ignorados. Es realmente un tema preocupante porque colaboramos en la creación de un entorno no muy agradable para los demás.

En algunas ocasiones serán hijos ignorando a sus padres, en otras, padres ignorando a sus hijos y todos sabemos que estas acciones pueden ser bastante perjudiciales para la vida familiar, sin embargo cada vez se normaliza más este tipo de comportamientos.

¿Qué hacer para evitar que la tecnología afecte el entorno familiar?

Indiscutiblemente, mantener el equilibrio del uso de la tecnología en el hogar es un gran reto. Considerando en primer lugar el ambiente de este 2020, decir que deberíamos alejarnos por completo de la tecnología es desconocer el mundo en el que vivimos.

Las acciones deben encararse a hacer uso consciente y regular los horarios que dedicamos a usar el celular o jugar un video juego. En muchas ocasiones ya hemos afirmado que los distintos avances tecnológicos no existen para perjudicarnos. Es nuestro uso el que puede llegar a hacerlos nocivos.  

Es importante que haya bastante consciencia sobre las consecuencias del uso excesivo del celular,por ejemplo. No solo el núcleo familiar inmediato debe buscar soluciones a estos problemas, sino que también desde los ambientes educativos se debe buscar hablar sobre el tema.

Si hoy debemos pasar los días frente a la computadora aprendiendo y trabajando, deberíamos procurar pasar menos tiempo distrayéndonos frente a estos equipos. No sólo porque podemos enfrentarnos a enfermedades físicas o mentales, sino que también podemos terminar aislándonos de nuestras familias.

Algunas recomendaciones más puntuales

Si bien no es necesario alejarnos por completo de la tecnología, pues es el mundo que nos rodea, sí puede ser recomendable cumplir ciertas pautas en su uso:

Evitar usar el celular durante las comidas: y este es un comportamiento que tanto padres como hijos deben cumplir, de esa forma pueden aprovechar el momento para compartir más en familia.

Establecer un horario de uso de equipos tecnológicos: esto es útil cuando tenemos niños pequeños o adolescentes en casa, se pueden incentivar a realizar otro tipo de actividades que no involucren aparatos electrónicos y luego dejarles un tiempo específico para que los usen.

Hablar periódicamente sobre los peligros en las redes sociales o en internet: esta es una precaución que hay que tener sobre todo cuando tenemos niños en casa, las redes sociales deben ser usadas siempre con supervisión.

Evitar el uso de aparatos tecnológicos antes de dormir: sabemos que las luces que emiten estos aparatos producen insomnio y de esa forma descansamos poco, lo que hace que el día siguiente estemos cansados y terminemos en un ciclo sin fin de insomnio y cansancio, lo que inevitablemente hará que perdamos la salud.

Si bien el mundo hoy gira alrededor de la tecnología y absolutamente todo lo estamos haciendo gracias al internet, no debemos dejarnos llevar por medios que nos conducirán a una deshumanización.

Procuremos mantener siempre nuestro lado humano, el contacto real con otros seres humanos, con la naturaleza y con nosotros mismos es de suma importancia aunque lo hayamos olvidado.

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.