fbpx

Hazte cargo de ti mismo | By Dra Norma Manchego

Adaptarte al sistema, y todo lo que acarrea la “modernidad liquida” puede que te aleje de ejercer poder sobre ti mismo. Los avances tecnológicos, el mundo precario, impaciente y deseoso de novedades, la sociedad liquida, tal cual la definió el sociólogo Zygmunt Bauman, te arrastra a vivir de una manera incorrecta, y es muy probable que esto es lo que haya ocurrido contigo todos estos años. Tus obligaciones profesionales, organización de vida y familia, todos tus intereses sociales, todo esto podría haber sido falso.

¿Cuántos años más voy a vivir? Tal vez preguntarte de esta manera pueda permitirte decidir ahora mismo qué es lo que necesitas, qué es lo que te funciona, qué estás eligiendo, qué es lo que te hace expandir. Hacerte cargo de ti mismo implica desechar ciertas creencias, los programas heredados de nuestros ancestros y los “inoculados” por la sociedad. La primera creencia limitante a identificar es: que la inteligencia implica exclusivamente resolver problemas, escribir, leer, comprender ecuaciones, hablar varios idiomas o tener varios títulos universitarios.

Sin embargo, la mayoría de los hospitales psiquiátricos están ocupados por pacientes titulados académicamente, considerados de inteligencia normal incluso por encima de la media. Ser inteligente implica vivir en el aquí y en el ahora, aprovechando al máximo tus posibilidades para entonces convertirte en una persona feliz. Encargarte de ti mismo implica hacerle frente a las situaciones que no puedes controlar sin colapsar, no hablo de resolverlos, simplemente encararlos sin derrumbarse.

Tener problemas forma parte de la condición humana y la felicidad no se mide por la ausencia de ellos. Hacerte cargo de ti mismo implica borrar el disco duro de antiguas programaciones y ser capaz de confiar en tu capacidad para desarrollarte emocionalmente controlando tus emociones y aceptando aquello que no puedes cambiar.

Empieza por elegir ¿Qué vas a sentir? ¿Qué vas a pensar? Recuerda, los sentimientos son reacciones que eliges experimentar y tus pensamientos son sólo tuyos, nadie puede pensar por ti, sólo tú puedes decidir qué quieres pensar con respecto a todo. Lo sé, dejar de pensar como venias haciéndolo necesita una gran dosis de motivación y disciplina, pues estás acostumbrado al drama consecuencia de ellos. Encargarte de ti implica aprender a no ser desgraciado, salirte de la matrix y comenzar a elegir responsablemente.

 Tu libertad fundamental empieza por auto responsabilizarte, se inicia escogiendo la salud en vez de la enfermedad, la paz en vez de la guerra, el amor en vez del miedo. De allí la importancia de vivir en el momento presente. Vivir en el aquí y ahora es una de las vías más expedita para hacer conexión con la tierra.

Obligarte deliberadamente a vivir en el momento presente implica desconectarte de todo lo externo, cerrar tus sentidos a todo aquello que viene de fuera, respirar profundo, captar la posibilidad de cada momento, apagar el teléfono, encender la conciencia. Encárgate de ti mismo, deja de justificar el sufrimiento por causa del otro. Solo tú puedes decidir a cada instante que experiencias vivir… recupera tu poder, encárgate de ti mismo…

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.