fbpx

El uso nocturno de las redes sociales perjudica la salud mental de los adolescentes

Investigadores dicen “puesta de sol digital” podría mejorar la calidad del sueño,  el estudio independiente demuestra que las chicas recurren a las redes sociales cuando están ansiosas.

La investigación demuestra que los adolescentes que interactúan en las redes sociales durante la noche podrían estar deteriorando su capacidad para concebir el sueño y al mismo tiempo están aumentando el riesgo de depresión y ansiedad.

Como parte del estudio realizado por la Universidad de Glasgow, más de 460 adolescentes en una escuela secundaria en Escocia fueron interrogados sobre sus hábitos sobre el uso de las redes sociales, en particular concluyeron que durante la noche suelen visitar sitios como Facebook y Twitter.

Se encontró que mientras que el uso general de las redes sociales afecta la calidad del sueño, aquellos que inician sesión en la noche para responder a las notificaciones se ven particularmente afectados. No queda claro si  las redes sociales son las responsables de dañar el sueño, o si los adolescentes recurren a las redes sociales, ya que no puede dormir por alguna otra razón.

Dr. Heather Cleland Woods acotó que su estudio demostró que los chicos jóvenes de 11 años visitan constantemente Facebook y Twitter. Incluso algunos alumnos de la escuela de Glasgow estaban usando múltiples dispositivos móviles – un teléfono y una tableta por ejemplo – para navegar simultáneamente en distintos sitios online “en las primeras horas de la mañana”.

Cleland Woods, quien presentó el documento el viernes, en una conferencia de la Sociedad Británica de Psicología en Manchester, dijo: “La adolescencia puede ser el período de mayor vulnerabilidad para el inicio de la depresión y la ansiedad. La mala calidad del sueño podría estar contribuyendo a ello.

“Es importante que entendamos cómo los medios sociales se refieren al uso de estos. La evidencia está apoyando cada vez más un vínculo entre el uso de las redes sociales y el bienestar, en particular durante la adolescencia, pero las reales causas de ello son aún confusas“

Ella continuó:“Mientras el uso general de las redes sociales impacta la calidad del sueño, aquellos que inicien sesión en la noche parecen ser particularmente afectados. Esto puede ser mayormente cierto en las personas que están emocionalmente más apegados. Esto significa que tenemos que considerar seriamente el cómo nuestros niños usan las redes sociales, en relación con el tiempo.

“Cleland Woods, madre de dos niños cuyo objetivo es en la investigación del sueño, planteó la idea de una “puesta de sol”:  De la misma forma que el sol desaparece un par de horas antes de la hora de ir a dormir, se debería hacer lo mismo con los dispositivos digitales antes de acostarse para mejorar potencialmente la calidad del sueño.

Además de ser interrogados acerca de sus hábitos en las redes sociales, los alumnos, con edades entre 11 y 17, también se les pidió responder a un cuestionario que mide la calidad del sueño, la autoestima, la ansiedad y la depresión. También se les preguntó acerca de su apego emocional a las redes sociales, la presión que sentía de estar disponible 24/7, y la ansiedad resultante de no responder de inmediato a textos o comentarios.

El análisis preliminar de la investigación demostró que el uso excesivo de las redes sociales, y específicamente su uso nocturno, estaba relacionado con una peor calidad del sueño, baja autoestima y los niveles más altos de ansiedad y depresión. Un pronunciado apego emocional a las redes sociales genera el mismo efecto también.

Por otra parte, un estudio sobre el estrés en los adolescente realizado por el programa juvenil del Servicio Nacional de Ciudadanos sugiere que las chicas buscan el confort en las redes sociales cuando están ansiosas y preocupadas.

La encuesta efectuada a 1.000 jóvenes entre 12-18 años de edad encontró que nueve de cada 10 chicas adolescentes han experimentado estrés en el último año, con siete de cada 10 casos que conducen a síntomas de enfermedades relacionadas con el estrés.

En lugar de hablar con sus padres, las niñas tienen más probabilidades de recurrir a las redes sociales, buscando distraerse de la presión en la cual se encuentran Snapchateando con sus amigos o navegando en Facebook.

El estudio sugiere que las chicas son más propensas a experimentar el estrés con mayor frecuencia que los niños, y más a menudo que el adulto promedio. Esto resulta en que las niñas se sienten estresadas un promedio de dos veces por semana.

La encuesta sugiere que la causa del estrés está sujeta cada vez más a la ansiedad de tomar decisiones importantes en la vida, con muchos adolescentes que sufriendo de parálisis de decisión. Se encontró que las tres principales fuentes de estrés para las chicas fueron los resultados del examen (57%), la toma de decisiones sobre el futuro (37%) y los argumentos con los amigos (36%).

Lucie Russell, directora de campañas en una organización de caridad sobre la salud mental de los jóvenes llamada “Young Minds”, dijo: “No debemos subestimar la enorme cantidad de presión que los jóvenes enfrentan, sobre todo en esta época del año, lo que trae además las incertidumbres que vienen con un nuevo año académico.

“Las redes sociales no solo han  añadido más complejidades a la vida cotidiana, pero lo que se avecina, es un futuro incierto que sólo proyecta añadir más estrés en el futuro. Tenemos que garantizar que las personas jóvenes dispongan de los conocimientos y las herramientas necesarias para hacer frente a estas presiones, con el objetivo de poder navegar por caminos positivos en su edad adulta.”

Artículo estrictamente traducido y compartido desde theguardian.com

 

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.