fbpx

El Inicio de Atrapuntos

no-usar-el-celular

Cuando yo era universitario (2012-2016), coloqué una señal parecida a la foto al lado en el living de mi casa que decía “NO PHONE ZONE.” ¿Por qué? Porque odiaba cuando vinieron mis amigos para mi casa para disfrutar una cena juntos, o simplemente una conversación, y me pidieron la clave del Wifi. Sinceramente, yo no te invité a mi casa para que ocuparas mi Wifi, ni para que estuvieras con la cara hacia el celular. Quería disfrutar un buen momento con mis amigos apreciados. Vi que el celular ha cambiado y sigue cambiando a la sociedad de una forma muy fuerte.

Al mudarme a Santiago de Chile en enero del año 2017, observé que en esta ciudad el uso del celular era tan impactante. Por todos lados, gente con la cara hacia abajo dándole scroll a la pantalla; mirando videos estúpidos de

 gatos, o a las fotos perfectas de la vida de una amiga en Facebook.

Por esta misma razón, me di cuenta que la sociedad necesita un incentivo para optimizar el uso del celular. No se da cuenta que el celular posee muchos riesgos, y que la vida está pasándote cuando estás en la pantalla. Esto no significa echarlo por la ventana, no. Sino que darle a la gente un push chiquitito o un incentivo a no ocupar el dispositivo cuando no debería estarlo ocupando; en ambientes como la sala de clases, en el trabajo, conduciendo, o durante momentos familiares. Me pone loquísimo ver una familia de cuatro en un restaurante todos con una pantalla.   

En ese momento, se me ocurrió la idea de contactar unos compañeros de cursos mío de California State University, Chico. Mitch y Robb construyeron una app móvil llamada Pocket Points que da premios a estudiantes universitarios por no ocupar el celular exclusivamente durante clases. Los premios son descuentos exclusivos para negocios locales al principio, pero hoy en día los usuarios pueden obtener gangas en compañías desde Amazon, el NFL, a Forever 21 y Papa John’s Pizza.

Al principio, quería simplemente expandir a Pocket Points a Chile así que mandé un email a Mitch, pero me quedé sin respuesta de ese fulano. Al final, me dediqué en hacer mi propia versión para la gente chilena, y fue en ese momento, nació Atrapuntos.

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.