fbpx

Consecuencias del uso del celular

La tecnología es una parte esencial de nuestras vidas, hoy en día todos tenemos al menos un celular que nos ayuda a mantenernos en contacto con el mundo exterior. Sin embargo, el uso excesivo del celular puede causar daños a nuestra salud.

Normalmente, cuando hablamos de salud, pensamos en salud física. A veces olvidamos que somos un conjunto de cuerpo y mente (y alma, para los que creen en su existencia). Por lo tanto, considerando al menos estos dos aspectos de la salud, revisaremos algunas de las consecuencias del uso excesivo del celular.

Índice

Consecuencias del uso excesivo del celular en la salud física

Utilizar un celular de forma excesiva nos pone en muchas ocasiones en ciertas posiciones físicas que no son convenientes para el normal desempeño de algunas funciones del cuerpo. Aquí te nombraremos algunas de las consecuencias del uso excesivo del celular.

Dolor en los dedos y manos

La forma en la que normalmente sostenemos el celular, bloquea la circulación normal de la sangre hacia nuestras manos y dedos. Junto a eso, esta postura no se mantiene por pocos segundos, sino que al contrario, pueden ser varios minutos si nos mantenemos en una conversación, hasta horas si estamos jugando o viendo alguna película. Se pueden generar sensaciones de hormigueo en manos y dedos.

Dolor en el cuello

La postura que mantenemos al revisar el celular, se traduce en un malestar en los hombros y el cuello. La mayoría de las veces, no contamos con la postura adecuada para revisar el celular, pues inclinamos demasiado la cabeza y nos encorvamos como queriendo hacernos bolita. El peso de la cabeza puede variar entre 4 y 5 kg, al inclinarla, este peso puede aumentar hasta unos 27kg, lo que se traduce en un esfuerzo demasiado grande para la estructura que lo sostiene (pensemos en el cuello y su extensión, la columna vertebral).

Dificultad para respirar

El Covid-19 no es el único mal que nos causa dificultades respiratorias. Nuevamente, la postura que asumimos a la hora de revisar el celular, provoca una sensación de opresión en el pecho, ya que hay una pérdida de la capacidad del volumen pulmonar. Lo que causa una sensación de ahogo y a la vez, mientras menos seamos capaces de inhalar, menos oxígeno enviaremos a nuestro cerebro.

Visión nublosa o cansada

Evidentemente el uso de pantallas brillantes provoca cansancio a la vista. Sobre todo considerando que somos propensos a tener una mala iluminación en los espacios donde revisamos nuestros dispositivos. Así, muchas horas frente a una pantalla, hará que nuestras pupilas se resequen y sintamos que nos arde la vista o que la tenemos cansada.

Consecuencias del uso excesivo del celular en la salud mental

La salud mental es parte fundamental de nosotros. El no tener una buena salud mental de una u otra forma afectará nuestro día a día y nuestra relación con las demás personas. Muchos estudios han demostrado que el uso excesivo del celular resiente también en nuestra mente.

Estrés

El estrés es una enfermedad que no notamos que existe hasta que revienta, bien sea porque empecemos a padecer algún síntoma físico, o porque nuestras actitudes demuestren que estamos un poco más alterados de “lo necesario” (es mentira, no tenemos necesidad de estar alterados). El estrés es el resultado del bombardeo de interacciones que hay entre el celular y nosotros.

Cada vez que recibimos un correo del trabajo o la escuela, cada vez que recibimos un mensaje instantáneo que no queríamos ver, cada vez que vemos una noticia mundial o regional negativa, empezamos a sentirnos estresados.

Ansiedad

Aunque bien relacionados, la ansiedad y el estrés no son necesariamente lo mismo. El abuso del celular puede someternos a niveles de ansiedad, pero no por el celular como tal, sino por lo que hay en él: redes sociales que nos obligan a estar al día, segundo a segundo con lo que pasa en nuestras comunidades, o a pretender llenar las expectativas de los demás con nuestras fotos en Instagram.

La ansiedad y la depresión son enfermedades que hoy en día afectan a más del 3% de la población mundial (el 3% de la población mundial es mucha gente – 180 millones de personas aproximadamente).

Insomnio

El uso de dispositivos móviles hasta altas horas de la noche, además de ambientes con poca iluminación provocan una alteración en nuestros ritmos circadianos, quienes se encargan de organizar nuestras funciones biológicas a lo largo del día y la noche.

Un cerebro sometido a la luz artificial del celular, pensará que es de día y será más propenso a mantenerse activo, sin que esto quiera decir que menos cansado. Además de esto, el insomnio ocasiona problemas a la salud física, como por ejemplo aumenta la resistencia a la insulina.

Además de estas varias consecuencias negativas que nos deja el uso excesivo del celular, debemos considerar qué hay más allá, es decir, a qué responde nuestro comportamiento.

Es evidente que los celulares no son armas de destrucción masiva que fueron diseñados para que nos volvamos adictos a ellos. Sin embargo, nuestro comportamiento compulsivo refleja una verdad un tanto incómoda que es nuestra relación con nosotros mismos y nuestro entorno.

En una próxima entrega podemos hablar un poco más al respecto, mientras tanto evalúa ¿qué tanto usas el celular?

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.