fbpx

¿Cómo afecta el uso del celular en los ojos?

La tecnología siempre busca la manera de hacer nuestras vidas más fáciles y cómodas, dándonos los mejores avances de forma accesible. Sin embargo, muchos de estos avances tecnológicos traen consigo un impacto negativo para el cuerpo humano cuando son usados de manera excesiva, como es el caso de los teléfonos celulares.

Seguramente has escuchado hablar acerca de los efectos negativos que tienen las pantallas de los celulares que hoy en día se encuentran en el mercado. Estos ocurren cuando las personas hacen uso de ellas durante periodos largos de tiempo, pero ¿a qué se debe este efecto negativo?

Pues bien, para la mayoría de los usuarios del celular comienzan a usarlo inmediatamente al despertar por la mañana. Por lo general, esta conexión se lleva a cabo durante los primeros 5 minutos desde que abrimos los ojos. Esto, según un estudio realizado por la firma privada Deloitte.

Así inicia el proceso de uso del celular durante el día. Tomando en cuenta la distancia entre el celular y la vista, que afecta la retina cuando es cercana y la emisión de luz azul a largo plazo tenemos frente a nosotros la combinación perfecta que genera problemas tales como:

  • Enrojecimiento o irritación en los ojos.
  • Sensibilidad.
  • Resequedad debido a la reducción del parpadeo, en donde el escenario ideal es que ocurran entre 15 y 20 parpadeos por minuto.
  • Dificultad de enfoque a distintas distancias con visión borrosa generando miopía temporal.
  • Deterioro de la mácula, la cual es una pequeña parte de la retina situada en la parte posterior del ojo. Esta parte permite ver detalles finos con claridad y realizar actividades tales como leer o conducir un vehículo.

Todas estas afecciones oculares son el resultado del uso excesivo del celular, pues esta sobrexposición a la luz azul que emite el celular es uno de los factores principales a tomar en cuenta para lograr comprender de manera efectiva la situación.

Lo mismo ocurre por las noches en donde los usuarios tienden a utilizar el celular con la luz de la habitación apagada o con baja iluminación, sin percatarse del daño que le generan a su organismo, pues al recibir niveles de luz azul no adecuadas en horas de sueño no se produce la hormona melatonina, la cual regula el ciclo diario de sueño.

La luz azul, factor determinante

La luz azul es emitida de forma natural por los rayos del sol, pertenece a la región del espectro de rayos de luz visible más peligrosa para el sistema visual humano, pues su longitud de onda está comprendida entre los 380 y 500 nanómetros.

Para tener una visión más clara de lo que esto significa, entiéndase que la luz del sol contiene una mezcla de rojo, naranja, amarillo, verde y azul, y muchos tonos de cada uno de estos colores dependiendo de la energía y longitud de onda de los rayos. Combinados, crean lo que se llama la “luz blanca” o luz solar.

Esto va medido en nanómetros desde 700 en donde la luz visible es de baja energía y 100 donde la luz es de alto nivel de energía, ocurriendo una relación inversa entre la longitud de onda de rayos de luz y la cantidad de energía que contienen. Los rayos de luz que tienen longitudes de onda relativamente largas contienen menos energía, y aquellos con longitudes de onda cortas tienen más energía.

Los rayos rojos del espectro de luz visible comprenden de 500 a 700 nanómetros, por lo tanto, su longitud de onda es más larga y posee menos energía. Los rayos azules del espectro tienen longitudes de onda más cortas y más energía.

Los rayos electromagnéticos que están más allá del extremo rojo del espectro de luz visible se denominan infrarrojos y en el otro extremo están los rayos de luz azul con las longitudes de onda más corta.

Este es el motivo por el cual los rayos electromagnéticos invisibles más allá del espectro de luz visible se llaman radiación ultravioleta (UV), tienen de 100 a 300 nanómetros.

Hay quienes dicen que no tiene incidencia negativa al ojo humanos por el simple hecho de ser natural, sin embargo, en realidad si afecta aunque en menor magnitud que la luz que emiten los teléfonos celulares, pues este tipo de luz es artificial dado que es creada por el hombre y las personas están mucho más expuesta a esta luz artificial que a la luz natural.

La mayoría de los equipos tecnológicos en la actualidad tienen incorporadas en sus pantallas esta tecnología artificial de luz azul para mejorar la experiencia del usuario. Algunos de estos tipos de pantallas son: LED, Súper AMOLED, Retina, OLED, IPS, LCD.

Todas tienen el mismo funcionamiento, emiten ondas de luz azul electromagnéticas y tienen también la misma finalidad, mezclar la luz de distintas formas para proyectar en la pantalla del celular las imágenes con mayor nitidez, claridad, definición y pixelado posible en el mercado.

Sin embargo, es precisamente por el tiempo de sobrexposición a la luz azul que emite el celular que resulta tan delicado y es tan agresivo en el organismo, pues el uso excesivo del celular es un problema social que debe ser tratado con mesura y sobre todo con un nivel de conciencia suficiente para mejorar la calidad de vida.

Algunas recomendaciones para mejorar la experiencia frente al celular:

Es posible encontrar algunas soluciones para minimizar los efectos negativos que tienen las pantallas de los celulares en nuestras vidas. Así como la tecnología busca siempre mejorar la calidad del consumidor, nosotros como ciudadanos conscientes de nuestra salud también estamos en la capacidad de mejorar nuestras vidas cuidándonos.

Existen en el mercado unos filtros diseñados de vidrio templado que se adaptan a la pantalla del celular de acuerdo al diseño y modelo del mismo, su finalidad es que evitan que cantidades significativas de luz azul emitida por el celular llegue a nuestros ojos.

Otro método para minimizar el impacto es el uso de gafas especiales que reducen el brillo y bloquean la luz azul, pueden ser adquiridas con o sin prescripción médica, de acuerdo a la condición de salud de la persona. Incluso sirven para utilizarlos en otros equipos con pantalla de luz azul como los televisores LED o LCD.

Algunos celulares tienen la opción de disminuir la luz azul mediante su configuración interna. Poseen opciones como geolocalización automática que disminuye la intensidad de la luz y también existe la configuración del modo nocturno que permite visualizar la pantalla de forma adecuada para las noches.

Siempre es importante tomar en cuenta que las visitas a los especialistas de la salud en materia ocular como lo son el optometrista y oftalmólogo ayudan a evaluar la condición de la vista y a prevenir la evolución de daños generados por la tecnología artificial de la luz azul que afecta la salud debido al uso excesivo del celular, tomando en cuenta que la vista es el segundo órgano del cuerpo más delicado y que merece mayor atención.

Otra recomendación es realizar pausas activas de 20 minutos para caminar, estirar el cuerpo, dispersar la mente, dormir, hacer ejercicio o interactuar con las personas de tu entorno. Procura también apagar el celular por lo menos dos horas antes de irte a dormir y dejarlo retirado de tu cama al menos a un metro de distancia.

Por último, la distancia adecuada entre el celular y la vista es de 35 centímetros. Todo cuidado que desees realizar para mantener la vista saludable es bienvenido. La salud mental y física son muy importantes para llevar una vida agradable y de larga duración.

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.