fbpx

Cambios en la estructura cerebral por uso indebido del celular

La ciencia siempre ha encontrado la forma de demostrar con hechos ante la sociedad cómo afectan o repercuten en nuestro organismo las actividades que son nocivas para nuestra salud y hoy en día, gracias al escaneo cerebral le ha llegado el turno a la adicción al teléfono celular.

            Tras la publicación inicial del primer estudio de investigación en 1996, acerca de la adicción al internet realizado por la psicóloga y experta en trastornos por adicción a internet, Kimberly Sue Young O´Mara (1965-2019), se le ha abierto el camino a muchísimas investigaciones que buscan solucionar este problema.

            La Universidad Ruprecht Karl de Heidelberg (en alemán: Ruprecht Karls Universitat Heridelberg) mejor conocida como Universidad de Heidelberg. La universidad más antigua en Alemania y pionera en la investigación científica y actividades académicas de alto nivel, desarrolló una investigación sobre el impacto del uso indebido del celular en el cerebro.

            Esta investigación detectó cambios en el volumen y la actividad cerebral de un grupo de personas adictas al celular en el que existe una diferencia en comparación con las personas involucradas en dicha investigación y que mantenían un control en el uso del celular.

            El estudio se realizó a un grupo de 48 individuos, de los cuales 22 padecían la adicción al celular mientras que los restantes 26 individuos no. Utilizando como herramienta principal para recabar la información el escaneo mediante imágenes obtenidas por resonancia magnética.

            La resonancia magnética es una técnica de imágenes médicas que utiliza un campo magnético y de ondas de radio generadas por computadora para crear imágenes detalladas de los órganos y tejidos del cuerpo. Realinea temporalmente las moléculas de agua del cuerpo y mediante las ondas de radio los átomos alineados producen señales muy débiles creando imágenes transversales como si fuesen rebanadas de una barra de pan.

            Es una forma no invasiva en la que un médico examina los órganos y tejidos del sistema esquelético produciendo imágenes de alta resolución del interior del cuerpo con la finalidad de dar diagnósticos más precisos sobre determinado problema de salud.

            Los avances gracias a esta técnica son infinitos, recientemente se realizó un hallazgo con respecto a los pacientes con problemas de trastorno de bipolaridad en el que se observa una diferencia en las regiones cerebrales que controlan la inhibición y las emociones con respecto a las actividades normales de cerebro.

Los descubrimientos:

            Esta investigación realizada por la Universidad de Heidelberg, es el primer avance en materia de pruebas reales del impacto que genera el uso excesivo del celular dentro de la sociedad.

            Hemos visto cómo desde que llegó el celular a nuestras vidas, la tecnología ha ayudado a que este equipo nos solucione la vida en múltiples aspectos en los que antes era necesario utilizar alguna herramienta extra.

            También observamos cómo esta tecnología incrementa el número de personas dependientes del celular debido a la cantidad de aplicaciones y usos que incluso mantiene adictos a jóvenes en edades tempranas como 10 años en adelante.

            En este estudio se determinó que en el cerebro de las personas que sufren adicción al celular se encuentran cantidades más bajas de materia gris en ciertas zonas, como la ínsula anterior izquierda, la corteza prefrontal y el hipocampo. También se halló actividad reducida en la corteza cíngulo anterior derecha.

Entendiendo mejor nuestro cerebro:

Y te preguntarás en qué consiste cada una de estas zonas de nuestro cerebro. Pues a continuación te explicaremos un poco porqué son tan importantes para nuestra vida:

  • Ínsula anterior izquierda:

La corteza ínsula es una estructura de nuestro cerebro que se encuentra ubicada en la profundidad de surco lateral también llamada cisura de Silvio. Sirve como red que integra información a través de subregiones actuando en la toma de decisiones, el procesamiento emocional y la atención.

Se ha demostrado que esta zona del cerebro juega un papel muy importante en la experiencia del dolor al igual que un gran número de emociones como el odio, amor, miedo, disgusto, felicidad, tristeza, etc. Más específicamente relacionada con el olfato, el gusto, sistema nervioso automático y función límbica.

  • Corteza Prefrontal:

            Se ubica por delante de las áreas motora y premotora. Es la parte anterior a los lóbulos frontales del cerebro involucrada en la planificación de comportamientos cognitivamente complejos, en la expresión de la personalidad, los procesos de toma de decisiones y la adecuación en el comportamiento social.

            Muchos investigadores señalan que existe una relación ente la corteza prefrontal y las características de la personalidad de un individuo. Capacidades como establecer distinción entre pensamientos conflictivos, realizar juicios acerca del bien y el mal, medir las consecuencias futuras de actividades presentes, crear expectativas, etc., son solo algunas de las funciones que realiza.

            De hecho, gracias a la comprensión de esta zona y sus funciones se ha logrado avanzar en la comprensión mediante abundantes investigaciones acerca de trastornos neurológicos como la esquizofrenia, bipolaridad o el TDAH.

  • Hipocampo:

            Es una estructura de capas más sencilla de la misma sustancia gris cortical del lóbulo temporal. Determinada como una de las estructuras principales del cerebro humano a la cual se le han atribuido tres teorías sobre sus funciones principales: Inhibición, memoria y espacio. Sin embargo, sobre esta zona del cerebro existe muy poca evidencia en investigaciones.

  • Corteza del cíngulo anterior derecho:

            Esta área del cerebro parece jugar un rol importante dentro de una amplia gama de funciones autónomas como la presión sanguínea, el ritmo cardíaco y funciones cognitivas racionales como la inhibición verbal, la anticipación al premio, toma de decisiones, empatía y emocione. Consiste en las áreas de Brodmann 24, 32, y 33.

Datos importantes:

            Esta investigación ha revelado que el volumen de masa gris cerebral que se reduce en las personas con problemas de adicción al celular es similar al que se detecta en personas que son dependientes de narcóticos. Lo que indica una vez más que este problema de adicción es de gran importancia para la sociedad.

            Los investigadores han reconocido no saber si los cambios en el cerebro vienen producidos por el uso indebido del celular o si, por el contrario, en estos pacientes ya existía una reducción de la materia gris, lo que los hizo propenso a crear la adicción al celular.

            De igual manera, es importante tener presente el daño físico ocasionado por permitir este comportamiento con el celular, teniendo presente que si ocurre un cambio significativo en el cerebro de un adulto, con mayor razón debemos tener cuidado con nuestros jóvenes y niños.

            Los resultados de esta investigación han sido publicados por la revista Addictive Behaviors, en la que se encuentran, al igual que esta, muchas otras interesantes investigaciones de campo.

            Si aún tienes dudas sobre el daño que ocasiona el uso indebido del celular, también puedes revisar nuestro artículo 10 síntomas para reconocer a un adicto al celular. Comenzar analizándote, y analizando las funciones de estas zonas del cerebro en tú vida, es el comienzo para ganar la lucha de la adicción al celular.

Leave a Comment

You must be logged in to post a comment.